Viernes 29 de abril de 2016: Seminario Internacional sobre Felicidad y Empresa

Sábado 30 de abril de 2016: Gran Encuentro de la Felicidad

CentroParque, Parque Araucano

TRABAJO Y FELICIDAD Alexander Kjerulf. www.felizentutrabajo.com

IMG_2324

¿Qué es la felicidad en el trabajo?

 Pero empecemos por lo básico: ¿qué es la felicidad en el trabajo?

Aquí es donde los escandinavos tenemos una ventaja sobre el resto del mundo: de hecho tenemos una palabra para ello. En danés (mi lengua materna) la palabra es arbejdsglæd, y aunque le parezca (con razón) extremadamente difícil de pronunciar al resto del mundo, es un concepto que está enraizado en la cultura del trabajo escandinava y es algo que las empresas tienen en cuenta de un modo u otro.

La palabra significa literalmente en español algo así como “trabajo-felicidad”, y eso es de hecho la definición (sin sorpresas) de lo que significa la felicidad en el trabajo.

Es un sentimiento de felicidad que se deriva del trabajo.

Siento decepcionarles, pero eso es todo. Menos todavía, es una sensación que uno siente cuando:

–                                    Disfruta con lo que hace,

–                                    Hace un buen trabajo y se siente orgulloso de ello,

–                                    Trabaja con gente amable,

–                                    Sabe que lo que hace es importante,

–                                    Se le reconoce por el trabajo hecho,

–                                    Toma responsabilidades,

–                                    Se siente motivado y con energía y

–                                    Siente que se le admira.

 La felicidad en el trabajo es…

 

Hay algunos temas importantes que apuntar sobre la felicidad en el trabajo:

 La felicidad en el trabajo es una elección

No se puede forzar o presionar para que la gente sea feliz, no importa cuán genuina sea la preocupación de uno por los demás. Si ustedes crean un ambiente donde esté bien ser feliz y mal ser infeliz o estar descontento, la gente se rebelará contra esa situación y de hecho serán menos felices.

 La felicidad en el trabajo es diferente para cada persona

La felicidad para una persona es un infierno para otra. Somos todos diferentes, y la misma cosa puede hacer a algunos felices y a otros infelices.

 La felicidad en el trabajo es a largo plazo

No se debe gritar sobre lo que hay que hacer para ser feliz, para divertirse y estar contento. No es sólo ser feliz aquí y ahora, la felicidad es para mañana y para los próximos diez años desde ahora.

 La felicidad en el trabajo no es…

 

También hay algunas cosas que la felicidad en el trabajo no es:

 No es eterna

Siempre habrá tareas aburridas, gente poco amable, días malos. Ser feliz en el trabajo no significa que siempre estará feliz. Pero espero que sean felices más a menudo de cuanto son infelices.

 No es sólo juego y diversión

Es bueno reír y divertirse en el trabajo; pero no es eso solamente. Estamos hablando de felicidad en un sentido amplio, más allá de la frivolidad y la tontería.

 No es estar en estado de éxtasis

No es necesario ir por ahí en un estado de éxtasis, dando palmadas en la espalda a sus colegas de trabajo. Pueden estar callados, tranquilos, serios y estar totalmente felices en el trabajo.

 ¿Por qué este término tan peculiar?

 

Las empresas normalmente no hablan de la felicidad en el trabajo. Los términos más comunes son la satisfacción del empleado o la satisfacción laboral.

No utilizo esos términos por una razón muy sencilla: son aburriiiiiiiiiiiiiiiiidos.

Es imposible darle energía o motivar a la gente en una organización sobre el tema de la satisfacción. “Vamos, hagamos todos de este centro de trabajo un lugar de satisfacción”. No es precisamente un llamamiento que incite a nada.

Centrarse en la felicidad de la gente es más como “hagamos de este centro de trabajo un lugar donde la gente sea feliz mientras trabaja”, esta idea tiene mucho más potencial y manda un mensaje mucho más claro e interesante.

 Por qué la felicidad en el trabajo es importante.

 

Ser feliz en el trabajo es crucial tanto para el empleado como para la empresa. Veamos por qué.

Para los empleados

Cuando conseguí mi primer trabajo como consultor, trabajé muy duro. Era el consultor informático tradicional que trabajaba horas extras y llegué a tener bastante éxito. Entonces me mudé a una nueva ciudad, lejos de mis amigos y mi familia, pero no había problema: no tenía tiempo para nada más que para el trabajo. ¡Básicamente mi objetivo era tener éxito!

Pero después de un año me di cuenta de algo: había alcanzado el éxito, ciertamente, y ganaba bastante dinero. Pero no era feliz. De hecho me sentía bastante solo e infeliz, ya que todo lo que hacía era trabajar. Entonces decidí cambiar mi vida, y me puse a trabajar de un modo que me hiciera feliz.

Piensen en ello: pasarán su vida adulta en su trabajo mucho más que haciendo ninguna otra cosa (excepto, quizás, dormir). Su trabajo le tomará más tiempo que su familia, amigos y pasatiempos juntos. ¿No sería bonito que ese tiempo que pasa en el trabajo lo pase de un modo feliz?

Soichiro Honda, el fundador de (¡sorpresa!) Honda, está de acuerdo conmigo en esto, él dice: Cada individuo debe trabajar para sí mismo. La gente no debe sacrificarse por la compañía. Vienen a trabajar a la empresa para su propio disfrute.

También hay estudios que demuestran que la gente feliz tiene más éxito que los demás, cosa que tiene sentido si se piensa, ya que la gente feliz es más optimista, abierta, motivada, energética y agradable: todas las condiciones necesarias para el éxito en las empresas.

He aquí la explicación de por qué. La gente feliz crea:

–          Mayor productividad: la gente feliz consigue mejores resultados.

–          Mejor calidad: ya que los empleados felices tienen en cuenta la calidad.

–          Menor ausentismo: ya que la gente quiere trabajar.

–          Menos estrés y no quemarse: la gente feliz es menos susceptible al estrés.

–          Atraer y retener a las mejores personas: la gente querrá trabajar para ustedes.

–          Mayores ventas: las personas felices son mejores vendedores.

–          Mayor satisfacción del cliente: los empleados felices son la mejor base para un buen servicio.

–          Más creatividad e innovación: la gente feliz es más creativa.

–          Adaptación más fácil: la gente feliz está más abierta al cambio y se adaptan a él más fácilmente.

–          Mejor rendimiento de serie: por todo lo anterior.

–          Mayores beneficios: por todo lo anterior también.

Básicamente es lógico que las empresas felices sean mejores que las compañías infelices en todos los aspectos, y los estudios lo confirman una y otra vez.