Viernes 29 de abril de 2016: Seminario Internacional sobre Felicidad y Empresa

Sábado 30 de abril de 2016: Gran Encuentro de la Felicidad

CentroParque, Parque Araucano

Lorena Medina

Lorena Medina

  • Doctora en Psicología del aprendizaje e instrucción, por la Universidad Autónoma de Madrid;
  • Magíster en Letras con mención en Lingüística de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Profesora de Castellano y Licenciada en Letras por la misma Universidad.
  •  Actualmente es Directora del CEPPE (Centro de Estudios en Políticas y Prácticas Educativas)
  •  Profesora asociada del Departamento de Psicopedagogía y Orientación de la Facultad de Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile.
  • Sus líneas actuales de investigación son: Concepciones y Teorías implícitas en la adquisición de conocimiento en dominios específicos (lenguaje/literacidad incial); Enseñanza y aprendizaje de la gramática escolar; Literacidad inicial y desarrollo semiótico, y Análisis dialógico del discurso, especialmente en contextos educativos.

Presentación:  “Es posible un sistema educativo, donde la felicidad sea el propósito”

La presentación abordará una reflexión acerca de un problema bastante antiguo en la sociedad chilena: la profesión docente y su precaria  valoración social, y cómo esta historia de poca valoración y los discursos que circulan actualmente en nuestro país acerca de los problemas educacionales, atribuyen una responsabilidad central a los profesores en los resultados y avances en esta importante área del desarrollo nacional. Esto, ha ido configurando una identidad profesional tensionada, siempre en tela de juicio, poco valorada socialmente y que enfrenta cambios frecuentes en las políticas públicas que afectan su quehacer cotidiano, así como sus desafíos profesionales constantemente. Esta reflexión se basa en evidencia discursiva tomada de la prensa y discursos públicos de actores relevantes del sistema educativo y de las políticas públicas. Finalmente, bajo estas condiciones, ¿es posible que los docentes proyecten un quehacer cotidiano más “feliz” con sus estudiantes ?