Viernes 29 de abril de 2016: Seminario Internacional sobre Felicidad y Empresa

Sábado 30 de abril de 2016: Gran Encuentro de la Felicidad

CentroParque, Parque Araucano

humberto-maturana-ximena-davila

Humberto Maturana / Ximena Dávila

Humberto Maturana

Premio Nacional de Ciencias Naturales 1994

Estudió en el Liceo Manuel de Salas y en 1950 ingresó a a Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. En 1954 se trasladó al  University College London para estudiar anatomía y neurofisiología, gracias a una beca de la Fundación Rockefeller. En 1958 obtuvo el Doctorado en Biología de la Universidad Harvard, en Estados Unidos.

Entre 1958 y 1960 se desempeñó como investigador asociado en el Departamento de Ingeniería Eléctrica del Massachusetts Institute of Technology.

En 1960 volvió a Chile para desempeñarse como ayudante segundo en la cátedra de Biología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile. Entre 1965 y 2000 fue Profesor Titular del Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias.

En la década de 1970 creó y desarrolló junto a Francisco Varela el concepto de autopoiesis.

En el año 2000 fundó junto a Ximena Dávila el Instituto de Formación Matríztica, donde trabaja en el desarrollo de la dinámica de la Matriz Biológico-Cultural de la Existencia Humana. La propuesta del Instituto Matríztica es explicar las experiencias desde las experiencias, como un hacer propio del modo de vivir humano (cultura), en un fluir en el entrelazamiento del lenguajear y el emocionar (conversar), que es donde sucede todo lo humano.

Ximena Dávila

Co-Fundadora, Investigadora y Docente del Instituto de Formación Matríztica. La profesora Dávila ha creado desde su quehacer profesional el campo de la comprensión del dolor y el sufrimiento relacional como fenómenos humanos cuyo origen es siempre cultural.

En sus inicios estudió orientación en organizaciones y relaciones familiares en el Instituto Carlos Casanueva. Luego en su práctica profesional se interesó en las personas que pedían ayuda profesional para resolver las encrucijadas en su vivir, encontrándose con un quehacer generador de bien-estar cuya constitución nace de ampliar o recuperar el respeto por sí mismo, por el otro y por lo otro. Comprendió entonces que todo dolor por el que se pide ayuda es siempre de origen cultural, creando las Conversaciones Liberadoras. Desde entonces numerosas personas en forma individual, parejas, familias y organizaciones han compartido con ella el arte y ciencia del conversar ontológico constitutivo. En ese camino se encuentra con el trabajo científico del Dr. Humberto Maturana, entendiendo ambos que el quehacer profesional de ella abre las puertas a una nueva comprensión del vivir y convivir humano, decidiendo crear el Instituto de Formación Matríztica para dar formación en el entendimiento de la matriz biológica de la existencia humana.